Julio aterrizado + 3ª parte (final) del módulo amarquimizado en el CEEIC

A principios del mes de junio publicábamos un post la mar de bonito titulado Junio soñado, junio proyectado. Trataba de todo lo que teníamos entre manos y que estaba por llegar pronto, pues bien, como ocurre muchas veces en la vida, y más en la de los emprendedores, las cosas se tuercen y nos ponen delante la necesidad de aterrizar para seguir materializando convenientemente la amarquimia. En este post, te contamos, como si estuviéramos tomando un café, en qué queda todo esto y además, terminamos de enseñarte la parte más chula del módulo que hemos amarquimizado en el CEEIC.

Dicen que los emprendedores/ autónomos somos una especie de humanoides-mutantes que no se ponen enfermos, son capaces de trabajar 60 horas semanales durante largo tiempo y manejan un montón de tareas de muy distinta naturaleza. Bueno señores, según nuestra experiencia, esto ha sido verdad durante el último año y medio de nuestras vidas hasta que te agarra la contractura en la espalda y te dice perra, como no te pares, no te dejo seguir(mis contracturas suelen ser bastante mal habladas) y te devuelve de golpe toda la humanidad que llevas poniendo al límite bastante tiempo. La contractura no ha sido la única mensajera, así que hemos tenido que hacer caso y aterrizar. La nueva situación ralentiza los proyectos de aquel Junio soñado, junio proyectado, pero nos devuelve un verano más amarquímico que nunca:

*Estamos preparando nuestro propio showroom Amarquimia, una sala de 100 m2 con una decoración chulísima y que te va a encantar. La inauguraremos en septiembre y a partir de entonces, podrás venir cuando quieras con cita previa.

*En nuestro showroom haremos talleres, encuentros, charlas, eventillos, reuniones de bloggers, meriendas, degustaciones…Resulta que a la gente que le gusta Amarquimia es muy disfrutona e inquieta, así que movamos mundo, aprovechemos el showroom, compartamos todos juntos.

*Hemos vuelto a generar amarquimias propias que ya hacía tiempo que no habíamos podido, en agosto empezaremos a enseñarte cosicas.

*Este veranete tenemos trabajo pero será muy creativo y distendido, también nos iremos un par de semanicas de vacaciones y publicaremos posts sólo los martes.

No te doy más la chapa, ahora la última parte del módulo amarquimizado para el CEEIC:

NOTA: Si quieres ver el resto de la sala, pásate por los posts:

Módulo amarquimizado en el CEEIC, la criatura por partes: proyecto inicial + sillas + mesas (1ª parte)

2ª parte módulo amarquimizado en el CEEIC: paredes + techo

El módulo que hemos amarquimizado incluye una franja de espacio de recreo pegada a la ventana que es la que estáis viendo. Para ella hemos generado piezas relajadas y divertidas que den pie al juego y a la diversión.

El conjuntito este está formado por las sillas camuflaje generadas a partir de unas desechadas por el CEEIC y tapizadas con césped artificial y una mesa construida con un perchero roto pintado en colores flúor.

Los puffs hechos de neumáticos viejos resultan de lo más cómodos: la forma de la goma le aporta flexibilidad a la hora de sentarte, los mueves rodándolos y los apilas según la altura que necesites. Las telas son las mismas que las de las sillas y quedan muy bien con estos colores.

¿Y qué me dices del columpio fabricado con elementos de reciclaje? Un cabecero desechado, los brazos de un sofá de los ochenta y maderas de palet y voilà, columpio al canto.

Y estos son los Árboles de los Deseos, hechos con madera de palet, a mí me encantan.

Además de esta sala, en uno de los espacios separados por el panel de aluminio, hemos dispuesto un pequeño despacho amarquimizado:

No vean lo que cambian unos típicos muebles aburridos de oficina cuando le aportas un toque de color.

Y lo mejor del despacho: los trabajos de tapizado.

A aprovechar el verano, que tenemos mucho que disfrutar…Nos seguimos también en julio, ach@s

By |2019-03-28T18:06:05+00:00julio 7th, 2015|INTERIORISMO, Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Creativa de nacimiento y emprendedora de convicción. Mi vocación es ser disoñadora y junto con mi compañero Javi Vidal lo aplico diariamente a la restauración y tapicería de muebles para crear nuestro particular Mundo Amarquimia.