Cambio radical con una tela: pareja de sillones retapizados y revividos

A veces los clientes te sorprenden, se paran delante de ti y cuando esperas que te van a pedir un blanco roto (que me encanta ¿eh?), te salen por peteneras y se van a lo más colorido que puedas tener, como si necesitaran que explotara su casa, como si quisieran que fuera primavera todos