Los proyectos de nuestros amarquiaprendices: la butaca de Itziar

En el más escondido de los limbos se encuentra ahora mismo el trabajo artesano: los maestros perdidos, sin cantera de nuevos profesionales y los que estamos parecemos equilibristas en la tarea de renovación de un medio cultural que necesita estar pero adaptado a las nuevas necesidades. Nuestra tarea a veces es la pura arqueología de oficios, recuperando, entendiendo, buscando. Pero aparecen personas como Itziar, que se interesan por este trabajo, lo valoran y desean conocerlo poco a poco, a su manera, llevando lo aprendido a su terreno. Por eso nos gusta tanto compartir tiempo de clases con ella.

Cualquiera ve esta pieza y la da por muerta, Itziar no, ella sabe que es sólo cuestión de tapizar.

Ésta no es su primera pieza, pronto hará un año con nosotros, tiempo en el que ha restaurado, inventado, tapizado sillas con muelles y construido pequeñas piezas deco súper interesantes. Para muestra, un par de botones:

Adaptación cabeza de máquina de coser a lámpara de sobremesa.
Tela divertida para renovar una silla que ya estaba bien estéticamente pero que su nueva dueña prefería cambiar

Itziar tiene además la costumbre de documentar cada trabajo con muchas fotos, así que probablemente escribiremos más posts sobre sus amarquimias. Pero la transformación que nos ocupa hoy ha sido larga y delicada: presentaba en su origen tapicería de muelles con relleno de crin vegetal y falso cojín. Ella se decantó por ir paso a paso y recuperar con tapicería moderna: cincha+gomaespuma, haciendo además una transformación en el respaldo. Ahí va el proceso:

Itziar cumplió años dos días más tarde de llevarse la butaca, fue un auto-regalo muy especial.

La mañana de su marcha completamente renovada
Foto posado Pataky (por la actriz, que hace unos escorzos de espalda de lo más fotogénico en los photocalls) para disfrutar de la visual del contra
Y la tradicional foto del antes y el después

Por supuesto hay gustos para todos y no faltará quién opine que puede o no merecer la pena el tiempo, dinero y esfuerzo invertidos pero finalmente no ganas sólo una butaca renovada sino un camino emprendido, una experiencia personal en la que tu autoestima gana puntos a través de tus manos y un grupo de trabajo que te dice que sí que puedes y que te felicita al terminar la faena. Y ese mensaje de que puedes cambiar lo que te rodea va calando y te lo vas creyendo y ¿sabes qué? lo acabas exportando a otras áreas de tu vida, suena bien ¿verdad?

Itzi de finde

1000 gracias a Itziar por su confianza en ella misma y en nosotros, la butaca te ha quedado requetepreciosa. Te esperamos en tus clases de amarquimia para compartir nuevas creaciones.

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]
By |2019-10-14T14:31:09+00:00febrero 8th, 2019|Uncategorized|Comentarios desactivados en Los proyectos de nuestros amarquiaprendices: la butaca de Itziar

About the Author:

Creativa de nacimiento y emprendedora de convicción. Mi vocación es ser disoñadora y junto con mi compañero Javi Vidal lo aplico diariamente a la restauración y tapicería de muebles para crear nuestro particular Mundo Amarquimia.