//«Las mellizas tontas»: pareja de mecedoras amarquimizadas para una casa familiar de veraneo

«Las mellizas tontas»: pareja de mecedoras amarquimizadas para una casa familiar de veraneo

Vivir en un lugar como Cartagena tiene muchas ventajas, entre ellas está el tener la playa cerca y estupendos destinos para veranear. De ahí que tradicionalmente por esta zona muchas familias, de una manera más ostentosa o de forma más humilde, se hayan hecho con una casa de playa para pasar los meses de estío. Santi, que tiene mucho ojo para la deco, nos encargó el amarquimizado completo de una pareja de mecedoras de los años 60 con mucha personalidad destinadas a la gran zona exterior de la casa de veraneo de su familia. En este ocasión, te podemos hablar de nuestro trabajo para él, tal vez algún día te podamos mostrar ese jardín y casa antigua con numerosos muebles contemporáneos a la vivienda y mucho pero que mucho estilo.

El punto de partida era una pasada: pareja de mecedoras de los 60 con mucho arte a las que había que hacer un trabajo completo. El destino era aún mejor: me apetece regalárselas a mi madre para nuestro jardín de la casa de la playa, me imagino unas mecedoras mediterráneas, eso fue lo que nos dijo Santi.

Una vez entregadas, su madre las bautizó inmediatamente: parecen unas mellizas tontas, la una al lado de la otra enjugascadas. Me hizo un montón de gracia y ya no pude evitar verlas de otra manera durante todo el tiempo, así que en las fotos lo que veo son dos hermanas tonteando en forma de estilosas mecedoras de verano.

Aquí las mellizas persiguiéndose antes de arrancar con la tarea. Trabajo: retirar toda esa gruesa capa de pintura blanca y dejarlas como su padre ebanista las trajo al mundo, completar y modelar algunos barrotes mordidos por una mascota, diseño, pintado (con todas sus fases) y tapizado.

El lijado fue con una grata suave (herramienta que usan los calafates) y con lija, el trabajo fue duro para no dejar restos de la anterior pintura sintética y así permitir que tomara la nueva.

Y vas viendo emerger la madera de haya, en tan buen estado y tan preciosa y te vas animando,

Las partes víctimas de las mascotas las fuimos remodelando y dando forma gracias a una resina de dos componentes.

Nos fuimos de compras para buscar telas chulas y le propusimos a Santi 5 opciones, la elegida era también nuestra preferida. Acordamos el azul de la muestra detrás de la mecedora y los barrotes interiores en blanco y a terminar el trabajo!

Posado de las mellizas en el patio de nuestros vecinos antes de ir al Puerto de Mazarrón a entregarlas. Como se aprecia, son muy coquetas ellas y se sienten muy a gusto en su nuevo aspecto.

El tapizado conlleva el cambio completo de los interiores, la renovación es plena.

La tela es una loneta gordita (no voy a decir «curvy» ¡me niego!). con una textura muy agradable y un look chulísimo.

En el perfil se aprecia el diseño original de la madera con juego de curvas y rectas, nos gusta muchísimo.

Las mellizas tontas persiguiéndose de nuevo.

Les gusta jugar, no las culpo.

Agradecemos mucho a Santi y a su familia el acogimiento de nuestro trabajo y les deseamos que estas mecedoras formen parte de su vida familiar durante muchos muchos veranos de aquí en adelante. Gracias también a nuestros vecinos Lucía, Antonio y Pepa, super fans de nuestro trabajo y que nos echan un cable cuando lo necesitamos. Y a ti, gracias por llegar al final de esta lectura y a ayudarnos a hacer realidad este bonito proyecto que es Amarquimia.

Feliz mes de agusto!

By |2021-05-21T09:03:08+00:00agosto 11th, 2015|Uncategorized|Comentarios desactivados en «Las mellizas tontas»: pareja de mecedoras amarquimizadas para una casa familiar de veraneo

About the Author:

Creativa de nacimiento y emprendedora de convicción. Mi vocación es ser disoñadora y junto con mi compañero Javi Vidal lo aplico diariamente a la restauración y tapicería de muebles para crear nuestro particular Mundo Amarquimia.