//Historia de un mueble: máquina de coser Singer + nuestra restauración

Historia de un mueble: máquina de coser Singer + nuestra restauración

En cada familia hay una pero ¿qué sabes de esta pieza tan distinguida a la par que popular? mmm ¡qué es alemana! buenooo, eso es medio verdad ¡qué se inventó en Europa! uy qué va ¿qué venía ya con la carcoma de serie? así la habrás conocido tú pero estas máquinas y sus pies han sido fabricados para durar mucho tiempo y lucir como un gran mueble en el hogar. Recibimos el encargo de restaurar una de ellas y fue muy bonito ver cómo iba recobrando su brillo apagado por el tiempo.

Si quieres saber más: http://www.singer.es/historia/1811-…-1899.html

 http://tectonicablog.com/?p=31670

Boston, 1850, Isaac Merrit Singer recibió en su taller el encargo de reparar una máquina de coser pero él, que era sin duda un hombre con inquietudes, prefirió mejorarla. Este momentazo fue el punto 0 de la creación de un imperio y de un icono mundial, aunque no fue nada fácil.

 

Isaac Merrit Singer’s first sewing machine, patented in 1851 (1880). From “Genius Rewarded or the Story of the Sewing Machine”. (New York, 1880).

Tardó 11 días y las mejoras no eran ninguna tontería: desplazamiento vertical del hilo (igual que ahora) en vez del movimiento circular que provocaba que el hilo se enredara un montón (imitaba al acto de coser a mano); la fuerza pasó a ser generada con el pie en vez de con una manivela impulsada con la mano, etc. El caso es que le dio unas cuantas vueltas, quitó esto, puso aquello, así mejor, uy qué lio de hilo, esto fuera…¡tachán! la máquina de coser organizada tal y como la conocemos ahora, aunque luego incorporaría muchas mejoras.

La máquina de coser de Elisabeth era especial, primero por la antigüedad ya que se trataba de una herencia familiar de más de 100 años y segundo, porque guardaba todavía algunas piezas interiores que se suelen perder con el tiempo. Ésta estaba completa y además funcionaba.

Tanto le gustó al tipo que le encargó el arreglo de la máquina (Edward C. Clark) que se hizo socio de Singer y fundaron la I.M Singer & Company. El caso es que, aunque estuvieron de juicios mucho tiempo por tema de patentes, sobre todo con el inventor de la máquina de coser primigenia (Elias Howe), generaron en 8 años el primer modelo de máquina de coser doméstica y 7 años más tarde pasaron a llamarse la Singer Manufacturing Company, y ya eran líderes mundiales.

¿Qué destacarías tú de estas piezas? no me vayas a decir ahora que si la puntada zigzag o qué estilo tan peculiar para cargar las canillas, ¡pues claro que no! es la estética que tiene, y en este punto Mr Singer se adelantó a los gustos tuyos, míos y de las damas de siglo y medio. Los esfuerzos se centraron en refinar los diseños y convertirlos en auténticas obras de arte.

¿Sabías que esta compañía fue la primera considerada multinacional y que  empezaron a aplicar facilidades como el alquiler con opción a compra?

Lo mejor de esta compañía es que, además de tener un buen producto, lo supieron vender maravillosamente: mejoraban los diseños art-nouveau consiguiendo que trascendieran a clásicos, pusieron en marcha multitud de facilidades de pago, la venta a puerta fría y se convertieron en una franquicia.

Lo bueno de escribir un post es que tú, cuando te aburras, pues dejas de leer y ya está. Cuando era pequeña teníamos una vecina en la casa en la que vivíamos, ella era costurera y trabajaba en la sastrería del Cuartel de Instrucción de Cartagena, allí se encargaban de recibir a los quintos de la mili y arreglar uniformes y petates. Yo me iba con ella de vez en cuando y aquello era mejor que Disneylandia, los salones antiguos de aquel edificio militar un tanto decaído por el tiempo, con techos altos y suelos marcados se llenaba de la plática continua y animada de aquellas mujeres y el ruido del ir y venir de sus máquinas. Cómo me gustaban aquellas risas, la complicidad, la costura…Allí cosí alguna cosa que otra y deseaba ser costurera como ellas, cuando llegaba a casa le hacía vestidos a las muñecas con patrones que yo misma hacía, de aquella manera, claro. Aquello fue un sueño que no pude continuar en aquel momento pero que ahora estoy retomando.

En 1863 la compañía vende unas 20.000 máquinas al año y abren una filial en Hamburgo, por eso creíamos todos que era alemana aaaaaamigo.

¿Sabías que en 1884 los EEUU recibieron la Estatua de la Libertad, la cual, según se dice, fue modelada según la figura de Isabella Singer?

Con lo que te he contado, te puedes imaginar lo contenta que estaba yo por restaurar la máquina de coser de Elisabeth y así lo hicimos: recuperamos toda la madera, desmontando todas las piezas, incluidos los interiores, y el hierro, devolviéndole su antiguo esplendor. El acabado final, además, fue con gomalaca, al igual que la pieza en su origen.

Qué vintage todo, ea me voy a coser un rato ¡un besicooo!

By |2024-02-09T12:43:45+01:00mayo 7th, 2015|Uncategorized|Comentarios desactivados en Historia de un mueble: máquina de coser Singer + nuestra restauración

Comparte esta historia. ¡Elige tu plataforma!

About the Author: