/ARMARIOS

De dormitorio infantil a despacho de adulta: transformación de un armario-librería con muchas vidas

María odiaba su dormitorio de cuando era niña, lo tenía en su casa y lo había reciclado para su hijo porque es cierto que le daba un buen servicio pero ya no lo aguantaba más. Además, había comprado nuevos muebles para la habitación de su pequeño y se disponía a pintarla y acondicionarla y

Los encargos de Eugenia: nueva vida para dos armarios familiares

Dos armarios que no tienen nada que ver y lo tienen todo: uno de madera de pino más corriente pero con súper potencial, es ponerle dos colores combinados y shubbbb ya está la magia; el otro le viene a Eugenia de la línea materna y es un mueble de mimbre de líneas muy definidas y preciosas procedente