De dormitorio infantil a despacho de adulta: transformación de un armario-librería con muchas vidas

María odiaba su dormitorio de cuando era niña, lo tenía en su casa y lo había reciclado para su hijo porque es cierto que le daba un buen servicio pero ya no lo aguantaba más. Además, había comprado nuevos muebles para la habitación de su pequeño y se disponía a pintarla y acondicionarla y