Amarquimizado radical: 6 sillas de comedor resucitadas

Estamos observando algo que no nos gusta un pelo: la polipiel parece tener obsolescencia programada. Lo vemos en muebles y bolsos que, independientemente del precio, pasados unos 5 años, empiezan a pelarse un día y, ante la perpleja mirada de sus dueños,  en menos de un mes, están muy deteriorados. Eso le ocurrió a las sillas de comedor de Hernán y Tere: cumplieron su plazo y empezaron a mutar a zombies. Llegó el momento de que resucitaran.

El punto de partida eran 6 sillas de una firma de renombre fabricadas en Dinamarca pero que, pese al buen uso, se habían rajado y se deterioraban por momentos. Hernán y Tere nos pidieron un amarquimizado y, de paso, cambiar el estilo, el resultado fue un cambio radical.

antes personalización de sillas antes personalización y tapicería de sillas

El primer paso fue destapizar para ver la estructura que había debajo y contemplar opciones. Éste fue el resultado:

La verdad es que, después de desprenderse de su vestido zombie, las sillas mostraban un esuqeleto con muchas posibilidades y a los dueños les gustaba mucho, de manera que trabajamos el diseño manteniendo esta estética y esto fue lo que les propusimos:

-> Todo la estructura de la silla pintada en gris marengo.

-> Una tela con mucho color, tal y como nos habían pedido.

-> Un respaldo a elegir entre los siguientes modelos:

El diseño fue aprobado y les gustó mucho. De los respaldos, el tercero fue el elegido pero en las pruebas de color de la madera acabó descartado, Hernán apreció que eran ya demasiadas incorporaciones de diferente naturaleza al conjunto. Entonces fueron surgiendo nuevas opciones: dejar el cuadro tal cual, tapizar una tablilla en un color liso de los que presentaba la tela, etc. Finalmente Tere encontró el quid de la cuestión y nos pidió completar el diseño de la silla con unas pletinas soldadas en el respaldo. Ya teníamos el diseño completo en comandita, ahora a por ello!

Los cambios radicales requieren de 3 ingredientes fundamentales: voluntad de cambio (atreverse, vaya), proceso creativo (que provoca tensión) y mucho trabajo. En este caso: destapizar, soldar, proceso de pintado y proceso de tapizado. Así que esta fue la evolución del cambio radical de estética de estas sillas de comedor que quedaron renovadas por un largo tiempo más:

Nos despedimos de este trabajo transformados un poco nosotros también y orgullosos de un trabajo en equipo con Hernán y Tere, que las disfrutéis mucho. Feliz semana, corazones.

By |2019-03-28T18:05:58+00:00diciembre 8th, 2015|CAMBIO RADICAL, ENCARGOS, RESTYLE, SILLAS DE COMEDOR, TAPIZADO|0 Comments

About the Author:

Creativa de nacimiento y emprendedora de convicción. Mi vocación es ser disoñadora y junto con mi compañero Javi Vidal lo aplico diariamente a la restauración y tapicería de muebles para crear nuestro particular Mundo Amarquimia.

Leave A Comment