La gente va por ahí enseñando las fotos de sus hijos y de sus nietos mientras que nosotros, a falta de descendencia por el momento, vamos enseñando a nuestras criaturas amarquímicas. Esta misma semana echaremos la última gotita de pintura y pondremos la grapa final para entregar nuestra creación a sus legítimos dueños: el CEEIC y además, en tan solo unos días se va a celebrar un primer evento en ella: La jornada de conexión aula-empresa: 60 segundos, 60 diamantes con Carlos Delgado de Level Up, si quieres más info, pincha aquí.

Te vamos a presentar el proyecto por partes y en varios posts y el último de ellos ya serán las fotos de la sala en su conjunto, así te haces tu composición a ver si coincide con el resultado final.

 

1. El proyecto.

El CEEIC (centro Europeo de Empresas e Innovación de Cartagena), donde hicimos nuestro Plan de Empresa nos llamaron para transformar uno de sus módulos en un espacio creativo: 100 m2 divididos en una sala diáfana de unos 70 y dos separaciones con panel de aluminio de unos 15 m2 cada una y 4 m de alto. El presupuesto es limitado y las posibilidades justo al contrario. Les proponemos hacer un cambio: diseñaremos y amarquimizaremos el espacio a coste 0 para ellos y, como contraprestación, Amarquimia ocupará otro de sus módulos por 18 meses y el uso de la sala amarquimizada durante este tiempo. Tras algunos tiras y aflojas, cerramos el trato.

Los criterios son los siguientes: empleo de elementos reciclados, polivalencia, originalidad, color, calidez y diversidad de usos. Los usuarios y la finalidad de la sala son, en principio, muy variados: autónomos o empresas para dar talleres o cursos vivenciales, presentaciones de productos, eventos, proyecciones, uso recreativo, etc. Siempre con el firme propósito de responder a una forma de trabajo en grupo más creativa y fructífera.

Esta era la base de la que partimos:

Desde este punto, creamos el siguiente proyecto:

Atención al Autojav, lo que viene siendo Javi dibujando las distintas vistas de la sala.

Resumen exprés de las intervenciones:

*Pintado de viga y detalles en la pared en verde lima.

*Pintado de tuberías que cruzan en colores, como las de Super Mario Bros.

*Decoraciones en pared principal, con su bici colgada y todo.

*Diseño y ejecución de pizarra-pantalla de proyección que se divide en 3 pizarras (ahí es ná)

*Otra pizarra-pantalla de proyección cuadrada.

*Focos de cromoterapia por si te cansas del blancor de las pizarras.

*Amarquimizado de 5 mesas.

*Tapizado de 24 sillas.

*Diseño y ejecución de zona de recreo, con césped y columpio incluidos.

*Panel de aluminio con cuadritos.

*2 árboles de los Deseos.

*Amarquimizado de despacho con sus tapizados deluxe.

*2 maravillosas lámparas que te vas a quedar pasmao.

Bueno, nosotros no somos decoradores pero creemos que la sala nos ha quedado estupenda, ya la verás tú mism@.

2. Sillas.

24 sillas como 24 soles, ¿de dónde salieron las sillas? de aquí:

Le digo a mi madre el otro día: “pues tenían las sillas arrumbadas…” “no será tanto, hija” “literalmente, Dolores (que la llamo yo así a veces)”. Doña Dolores, a la máquina, y yo, a las grapas, nos hemos tapizado las 24 sillas.

En este punto ejercimos como la Real Academia de la Lengua Española, que limpia, fija y da esplendor, en nuestro caso: limpiamos, destapizamos, tapizamos, fijamos y dimos esplendor

El antes:

Los despueses:

 

3. Mesas:

La idea era modificar las mesas típicas de despacho estilo meaburromeaburromeaburromucho y transformarlas en unas mesas polivalentes con la posibilidad de poder ocuparlas por cualquiera de sus lados y moverlas de un sitio a otro fácilmente. Ya el rollito de las cartas marinas se lo metimos nosotros.

El antes:

El después:

Mi señor padre D. Antonio Ferrer Martínez tiró de contactos y nos consiguió estas cartas de navegación descatalogadas que salieron de un almacén de una escuela naútica (ay cómo nos gusta vaciar almacenes).

Señores y señoras, no es mi intención cansarlos así que he de decir

¡Continuará!

Disfruten del caloret.