Miércoles santo, whatsapp general a un puñado de amig@s: tenemos que bañar unas cuantas telas en agua con sal para fijar los colores, ¿os venís mañana al Portús, lo hacemos y ya de paso comemos allí? Pues empezaron a decir que sí y allá que fuimos. Yo me quedé pensando…¿quién está más loco: el que propone la locura o los que la siguen?…Y así inauguramos la temporada de baño en una de las playas más bellas de España.

14:30 horas Jueves santo, Playa del Portús.

Todos reunidos en la playa con una mezclolanza de ropa: bañadores, sudaderas, Mª del Mar se trajo hasta una descalzadora que quería que le amarquimizásemos. Sacamos la comida y las telas, y ahí cada cual hizo lo que le apeteció. Javi y María se fueron al agua a empezar a bañarse con las tejidos, atraídos por ese impulso marítimo que reconozco muy bien en mi hermana. Yo empecé a hacer fotos como una loca y la gente se fue sumando al momentazo.

He de reconocer que yo (Ángela) fui valiente hasta la rodilla, vamos, que me metí sólo hasta ahí pero luego las olas se encargaron de rebañarme hasta más arriba. Javi y María sí que se metieron entericos. Pero llegó un momento en el que, aunque el agua estuviera helada, yo ya no sentía frío porque estaba entre un bullicio de personas preciosas y telas maravillosas, grititos de ¡qué fríooooooo copóoooooooo! y de saltitos evitando las olas, y yo en medio queriendo no perderme nada con mi cámara y partiéndome de risa.

Esta tela de carteles turísticos vintage nos encanta, no sé en qué caerá pero es chulísima.

Isa bañando la tela de figurines de moda. Ella, más lista, se trajo su neopreno, la verdad es que el agua estaba muy fría y, cuando te metías, te corría la sangre rapidísimo.

Juani y María con unas de algodón espacial y de perritos y gatitos graciosos.

No es una toalla, es una tela chulísima con mascotas y mensajes graciosos, pronto van a salir cojines de ésta y la vais a ver en todo su esplendor.

Pues sí, eso que veis son vírgenes, y tenemos la del Pilar, la del Carmen, la de Guadalupe y la de la Inmaculada Concepción.

Juani con la tela de las macotas con mensajes locos, que fue la que más le gustó y Mª del Mar al fondo con la de cebritas sobre fondo verde.

Isa capuzando a los figurines en el mar, en post de que sigan manteniendo los vivos colores de sus vestidos por largo tiempo.

Tres telas: Vírgenes, el espacio y la de figurines, los temas son muy dispares pero nos gustan todas. Javi al fondo, María en el centro eufórica por el baño y Manuela e Isa agarradas a la tela blanca.

Otra tela de Vírgenes, éstas más pequeñas y con fondo rosa. María te la enseña.

Tela de cómics naif.

Ana y María en un ataque de amor espontáneo.

Manuela mostrándonos la tela de algodón roja con cebras que va a bañar, a ella le ha gustado mucho ésta, pero vamos, que no duda en sumergirla, no le da pena ninguna.

Y a Mª del Mar le gustó la de pin ups en la selva, de hecho está valorando que le tapicemos la descalzadora que nos trajo ese día (y que enseguidita la veréis) con la susodicha tela.

Pero qué fría estaba el aguaaaa

Esto empieza a parecerse a un cuadro de Sorolla.

E imbuida por la temática de la tela, posa como una pin up más y yo pienso: ¡ya tengo portada para el post!

Izad velas que zarpamos al mundo de la alegría en el hogar! Nos encanta rastrear telas muy diferentes y en nuestros planes está el poder vendéroslas pronto por metros, no sólo para los encargos que nos confiéis.

María en su momento espacial, con astronautas y todo.

 

Empezamos a recogerlas, que para una broma ya está bien.

María en un momento de éxtasis movida por la tela de las Vírgenes. Si ya te digo que hicimos todos el tonto un buen rato, la gente nos miraba alucinada (digo yo, porque mucha atención no les presté, estaba disfrutando!)

Tela de los labios.

Y esta loneta de ladrillos ¿qué me dices?

Ladrillos y labios

Y ya llegó el momento de recoger las telas y comer tranquilos, nos habíamos desfogado bien. Ésta es la descalzadora que trajo Mª del Mar para que le amarquimizásemos.

La Playa del Portús de Cartagena se encuentra en un entorno muy mágico, te la recomiendo 100%, de hecho, al ladito está el camping nudista, ellos sí que saben.

Va cayendo la tarde y con ella, nosotros.

Y empezamos a marcharnos y a darnos cuenta de las neveras tan monas que llevamos. Aquí Gines y Ana, posando con la que ellos traían en un photocall natural improvisado.

Y María también quiso posar con la nevera de Ana y Ginés.

Momentazo street-style con Manuela posando con su nevera de playa vintage a modo de bolso de moda, seguro que ahora se lo copian todas las bloggers. Si ves esta idea por ahí, ya sabes a quién se le ocurrió.

Empezamos a levantar el chiringuito, la tarde va cayendo en la playa del Portús y nosotros nos vamos a casa a enjuagar las telas en agua dulce.

Y la descalzadora cayó un momento en las rocas de salida de la playa y a mí me pareció una foto maravillosa, ¡nos traeremos unos mueblecicos de los nuestros a este paisaje para fotografiarlos! ¡decidido!

Y ahí quedaron las telas, endulzadas y tendidas y nosotros felices por el día tan estupendo que habíamos pasado.

Queda pues inaugurada oficialmente la temporada de baño 2016,aunque nunca se sabe con este clima tan cambiante, nosotros aprovecharemos para ir a la playa todos los ratos que podamos, esa es una de las ventajas de vivir cerquita del mar.

Nuestros agradecimientos más sinceros a Isa, Manuela, Mª del Mar, Ana, Ginés, María y Juani y su preciosa familia: Benito, Lucía y Maribel, que también vinieron pero se pusieron muy tímidos y no salieron en las fotos.

Buen finde y vuélvanse un poco locos por favor.