Yolanda se ha dedicado toda la vida al mundo herbolario, casi lo llevaba en la sangre incluso cuando este tipo de tiendas no formaban parte del paisaje habitual de las ciudades. En el momento en que se quedó sin trabajo, su familia la apoyó para reinventarse de nuevo dentro de su pasión de vida: le tocaba generar su propio herbolario desde cero y se puso manos a la obra.

Herbolario Qui´noa (también reparte a domicilio en la zona): C/ Mayor 43. La Unión (Murcia). Tlf: 868 12 13 60, los puedes encontrar en Facebook.

Ella ya había visto nuestro trabajo en una feria cercana y le había llamado la atención pero cuando se encontró una Amarquimia en el despacho de su tutor de su plan de empresa en el CEEIC, identificó que era nuestra y creo que supuso una especie de señal para ella: su mostrador lo teníamos que hacer nosotros.

Puerta de entrada del herbolario en la C/ Mayor de La Unión, muy cerca del ayuntamiento situado en la Casa del Piñón.

Realmente para nosotros supone un subidón tremendo el que la gente confíe en nosotros para los muebles importantes de sus vidas, ¿cuántas horas va a pasar Yolanda en compañía de su mostrador? un montón y más. Entendemos la responsabilidad que conlleva y tratamos de hacerlo lo mejor posible.

Yolanda nos contó su historia y su proyecto: le apetecía un mostrador en madera de palet que se viera muy Amarquimia. Le hicimos 3 diseños y en cada uno de ellos le indicamos el porcentaje de reciclaje que conllevaba. Ella eligió el primero.

Y nos pusimos manos a la obra

Hasta que llegó al herbolario, que estaba en una fase de decoración inicial.

Y así pudo disfrutar Yolanda de su mostrador.

La decoración del herbolario de Yolanda es el resultado de una mezcla de colores naturales, madera, el arte familiar y las casualidades de la vida.

El lugar del mostrador, que se encuentra al fondo de la sala resalta por una pared en morado más intenso que los muros que desembocan en ella, los cuales van pintados en un verde menta y malva más suaves.

Destacan las lámparas de fibras naturales con formas circulares que aportan mucha belleza al rincón que marca el mostrador.

Los detalles de decoración vintage (la silla, el reloj…) se completan con un detalle marca de familia que no vas a encontrar en ningún lugar por el que no haya pasado el hermano de Yolanda: se trata de las flores hechas con hierro de factura artesanal.

El herbolario de Yolanda es un espacio alargado con un centro como punto de fuga al que todos los elementos confluyen y que resalta por la pared en un morado intenso.

Una idea original de Yolanda son las casas hechas con cajas de frutas y que le hacen las veces de estanterías, quedan muy bien.

De igual manera, el mostrador de la cosmética construido con cajas de fruta antigua redondea todo el espacio y resulta muy chulo.

Carteles hechos con una estructura de hierro y tabla de madera, diseño y construcción by Iron Plants.

Y por todas partes, los trabajos de Iron Plants, la firma de Rafael, el hermano de Yolanda, que hace estas cosas tan recuquis y de diseño propio.

Pero qué bonitos los colores y el buen rollo que transmite toda la decoración, fiel reflejo del espíritu de Yolanda.

El suelo es una pizarra natural que ha quedado así fruto de un afortunado accidente, cuando, al tratar de recuperarla, se generó un decapado natural de la misma, aportando un acertado efecto a toda la estancia. A nosotros el resultado nos encanta.

El suelo va rematado con dos alfombras de vinilo a modo de baldosas hidráulicas que jalonan el espacio y le dan un aire muy vintage. El efecto global es muy bonito, en esta tienda hay muchos detalles que ver y admirar.

Yolanda está muy contenta por el espacio que ha generado en su herbolario-hogar.

Puerta de paso hacia las salas interiores, pintadas también en esta línea de colores suaves y agradables.

Interesantes trabajos de Rafael para el herbolario de su hermana, generando mesas con pies a modo de patas de máquina de coser diseñados y construidos por él mismo.

Y el día de la inauguración, aquello estaba de bote en bote y con un buen rollo que no veas…

Yolanda estaba guapísima y la gente parecía muy feliz.

 

No perdáis de vista esta empresa joven y entregada. Gracias, Yolanda y Samuel, por vuestra confianza.